FANDOM


El Nacimiento de la Estrella de Fuego
Nenshō Hoshi

(火星の誕生, Kasei no tanjō)

Información
Siguiente El Enemigo de Hielo
Personajes
Nenshō Hoshi
Dan
Reru
Ten
Yoko
Rao
El Nacimiento de la Estrella de Fuego es el capítulo que relata el abandono de Kirigakure por parte de Nenshō Hoshi

El Comienzo de un Día "Normal"Editar

Al comienzo de ese día, todo era completamente normal. Nenshō tenía una misión con su equipo Jōnin, así que se levantó más temprano de lo normal y se dispuso a preparar su armamento. Estuvo un par de horas revisándolo y preparándolo para que no faltara nada. Acercándose la hora de su misión, salió de su casa y se dirigió hacia donde vivían sus padres (cosa que no hacía muy a menudo) para saludarlos y pedirle que le desearan suerte, ya que la misión era un tanto peligrosa. También, cómo era de costumbre, sus ex-compañeros de la Academia, riéndose de él, cosa a que Nenshō hacía caso omiso, ya que se había dado cuenta de que discutirles era una pérdida de tiempo.

Luego de que Nenshō se hubiera convertido en Jōnin, superando con creces las habilidades de sus ex-compañeros de la Academia, sus relaciones se habían vuelto más hostiles, llegando hasta el punto de que sus enfrentamientos se volvían habituales y normalmente ambos bandos (Nenshō y sus ex-compañeros) terminaban heridos o con varios golpes y con sus ropas en mal estado. Por lo que sus ex-compañeros o cómo los llamaba Nenshō, "Los estúpidos", se habían empezado a poner más violentos y mucho más dañinos en cuanto a las cosas alrededor de Nenshō.

AsesinatoEditar

Desde que Nenshō se convirtió en Jōnin, los celos e ira de Dan, el "líder" de los acosadores de Nenshō, se vieron acrecentados en unos considerables valores, puesto que ellos no habían logrado convertirse en Jōnin, y se habían quedado un escalón más bajo que Nenshō. Dado esto, Dan había estado pensando maneras de dañar inimaginablemente a su ex compañero de la Academia.

Dan: (Llamando la atención de sus amigos que estaban junto a él) Escuchen chicos, se me ocurrió una manera de hacer enojar y echarlo de una buena vez al idiota de Hoshi de nuestra aldea.

Amigo de Dan: ¿Cuál es esa idea Dan?

Dan: Gracias por preguntar Ten, pues mi plan consiste básicamente en golpear un poco a los malditos padres del Idiota para atraer su atención y luego, nosotros Seis lo golpeamos y lo echamos de la aldea.

Ten: Ya veo Dan, pero en este momento el Estúpido no se encuentra en la aldea, está en una misión con sus compañeros, ¿Qué planeas hacer?

Dan: Suponiendo que vuelva con vida de la misión, conociéndolo es casi seguro de que lo hará el maldito es bastante poderoso, no habrá problemas.

Amigo de Dan: Amigo Dan, creo que estaremos listos y acabaremos fácilmente con él.

Una fuerte lluvia caía en Kirigakure y las ropas mojadas de Dan y sus "compañeros" sonaban al moverse en dirección a la casa de los padres de Nenshō, mientras, Nenshō descansaba en su habitación y leía una revista titulada: "Los Ninjas y su Equipamiento", la cual realmente le parecía muy interesante (cosa que casi nunca sucede), pero, de repente comenzó a sentir "algo" muy raro, lo cual le dio mala espina. Desde unos cuantos cientos de metros más alejados de la casa de Nenshō, Dan y sus amigos llegaban a la casa de los padres de Nenshō.

Dan: (Toca la puerta de casa) …

Padre de Neshō: (Gritando) ¿Quién es a estas horas? ¿Nenshō hijo eres tú? (Abre la puerta y ve a Dan y a sus amigos, al verlos automáticamente cierra la puerta)

Dan: (Enfadado por lo ocurrido) ¡Abre la puerta viejo estúpido! (patea la puerta y la arranca de su lugar original)

Madre de Nenshō: (Con unas expresión de sorpresa en su rostro) Yo los conozco, ellos eran los que molestaban a nuestro querido hijo y lo golpeaban normalmente.

Padre de Nenshō: (Se precipita y golpea a Dan en el estómago) Ya veo, así que son esos imbéciles.

Dan: (Escupe saliva) Maldito, ¿Quién te crees que eres viejo inútil? (Toma de las muñecas al Padre de Nenshō e intenta lanzarlo por los aires)

Padre de Nenshō: (Riendo) Estaré un poco viejo sí, pero aún no soy tan inútil.

Ten: No serás tan inútil viejo, pero creo que contra seis personas no tendrás ni un mínimo. (Hace un gesto con la mano) ¡Chicos, vamos!

En ese preciso instante, todos los demás se lanzaron en dirección al Padre de Nenshō, mientras su madre (la de Nenshō), miraba y se lamentaba por lo que podría llegar a pasar y no respondía las continuas palabras de su esposo. Lejos de allí, la intranquilidad de Nenshō se acrecentaba cada vez más, y la fuerte lluvia que caía no ayudaba en nada, además, combinado con su personalidad, su impaciencia se incrementaba cada vez más y más, para calmar su impaciencia y su poca necesidad de mantenerse quieto, decidió salir a caminar o más bien a correr.

Nenshō corrió al menos unos 30 minutos hasta que logró apaciguar un poco ese sentimiento “raro” que sentía, de casualidad, cuando logró calmar sus pasos, pasó frente a la casa donde sus padres se alojaban, y vio, muy a su pesar, la pelea que mantenía su padre contra Dan y sus “lacayos”. De inmediato, Nenshō decidió entrar en escena y acabar con esa ridícula pelea.

Dan: Trágate esto: ¡¡¡Elemento Agua: Jutsu Misil Dragón de Agua!!!

Padre de Nenshō: No te creas tan bueno Dan, ¡¡¡Elemento Agua: Muro de Agua!!!! (Se percata de la presencia de Nenshō) ¿Qué haces aquí hijo?.

Nenshō: ¿Padre? ¿Qué haces luchando contra ellos?

Padre de Nenshō: Hijo, haré lo que no pude hacer cuando eran niños, ¡Los mataré!.

Dan: (Enfadado) Imbécil, ¡Continúa tu pelea conmigo! (Se lanza sobre el padre de Nenshō y lo intenta golpear)

Padre de Nenshō: (Lo esquiva y salta unos cuantos metros sobre Dan) No creas que me golpearás con eso.

Dan: Tonto, eso era sólo una distracción (Se gira y lanza un Kunai al centro del pecho del Padre de Nenshō) Esto era el verdadero ataque.

En la vista de Nenshō, todo se vio ralentizado, cómo si estuvieran dentro de una gelatina y las cosas se movieran lentamente, sus ojos presenciaron lo que nunca debían haber visto. Su sufrimiento se volvió eterno, mientras veía el Kunai acercarse al pecho de su padre. Las lágrimas surgieron de sus ojos.

Nenshō: ¡NO! (Estira su mano, cómo si quisiera detener el Kunai, aunque realmente no puede lograrlo e impacta contra su padre) ¡PADRE!

En ese momento, el Padre de Nenshō cayó al suelo y automáticamente Nenshō y su madre corrieron para ayudarlo, aunque sabía que realmente no podrían hacerlo. Mientras intentaban socorrerlo, Dan y sus amigos se reían maliciosamente y en cierto modo con un tono de burla, Ten y Reru, la única chica en el grupo y la que era reconocida cómo la más cercana a Dan, se acercaron al cuerpo inerte del padre de Nenshō, la madre de Nenshō los miró y su expresión anterior, de miedo y terror, se acrecentaron aún más. Reru se acercó más y más, hasta el punto en que su cuerpo detenía las gotas de agua que caían sobre el cuerpo de Nenshō.

Reru: Ese viejo está muerto, deja de intentar salvarlo, ¿Acaso no lo entiendes pequeña rata? (Le propina una patada que va directa al estómago de él)

Esta expresión hizo que Nenshō abriera mucho sus ojos y que sus lágrimas dejarán de fluir, en su rostro se dibujó una expresión sombría, detuvo con una sola mano la patada.

Nenshō: No creas que por ser una mujer te perdonaré esta… (Nenshō comenzó a aumentar la presión en la pierna de Reru y por ella comenzó a correr un hilo de sangre)

Reru: (Fuerza su pierna para liberarla de la presión de la mano de Nenshō, aunque es en vano) ¡Maldito, suéltame!

Padre de Nenshō: (Escupiendo sangre) Nenshō, suéltala, ella no tiene nada que ver aquí, es mi culpa que yo esté así, no soy lo suficientemente fuerte cómo para defender a mi familia de unos simples matones, cualquier Ninja mediocre podría hacerlo… pero yo no pude, merezco estar así, muriendo…

Nenshō: (Interrumpe a su Padre) ¡Basta! El culpable de esto soy yo, debí de haber acabado con esta simple riña antes, antes de que esto pasara, ya es tarde, no puedo evitar que salgas herido, pero puedo evitar que estos imbéciles hagan más daño aquí.

Dicho esto, Nenshō soltó la pierna de Reru, quién hizo un intento de caminar e intentó huir de allí, Nenshō acercó su mano hacia la caja donde guardaba los Shuriken y los Kunai, sacó de ella 2 de cada uno.

Nenshō: Ahora, ataca Dan.

BatallaEditar

Dan se movió para alcanzar a Reru e intentar protegerla, seguido de esto, ordenó a los demás que atacaran a Nenshō

Dan: Yo protegeré a Reru de cualquier ataque, ustedes atáquenlo.

Ten: (A Dan) Entendido Dan. (A los otros tres) ¡Vamos!

Amigos de Dan: (Al unísono) ¡Sí!

Nenshō: (Con tono burlón) Cuatro no serán suficientes para derrotarme (Lanza los Shuriken y Kunai que tenía en sus manos dirigido a cada uno de sus contrincantes, los cuales los esquivan)

Ten: (Sorprendidos por él simple ataque) ¿En serio crees que con tus armas podrás vencernos?

Nenshō: Herirlos no era mi objetivo. Veamos cómo responden a esto imbéciles: ¡¡¡Elemento Fuego Gran Incendio!!! (Nenshō generó varias bolas de fuego de su boca, las cuales chocaron cerca de sus objetivos y causaron una gran explosión, que a su vez generaron una gran humareda). (Satisfecho por el humo causado) Suponía que no podrían esquivar ese ataque.

Cuando la humareda se disipó, se pudo apreciar que los cuatro seguían con vida, pero con quemaduras muy leves, lo que sorprendió y enfadó de sobremanera a Nenshō.

Ten: (Mientras se limpia las cenizas de su ropa) Reconozco que ese ataque tiene un alto poder destructivo y que es muy poderoso, pero, nos subestimas.

Nenshō: Supongo que lo hice… Tendré que usar el Elemento que mis padres me prohibieron usar

Este último comentario hizo que su Madre y Padre se sorprendieran bastante.

Padre de Nenshō: Hijo, si bien este es un momento de peligro, creí que te habíamos prohibido que entrenaras y que mostraras nunca ese Elemento.

Nenshō: Lo siento Padre, pero mi curiosidad fue más fuerte y entrené a escondidas suyas, he perfeccionado este arte y he creado técnicas propias, es momento de demostrar que tan fuerte soy.

Dan: (Asustado) ¿De qué Elemento hablas?, creí saber cuáles elementos utilizabas. Nenshō: (Lo interrumpe) Ya verás el poder de mi elemento, el poder de mi Kekkei Genkai. Elemento Lava: Disparos Ígneos

Nenshō disparó incontables Bolas de Lava que chocan con dos de sus Cuatro objetivos, Ten y uno de sus compañeros los logran esquivar, aunque con un gran grado de suerte, a los otros dos, las bolas de lava le dieron en sus ropajes, los cuáles se vieron quemados en gran parte y ambos quedaron fuera de combate.

Dan: (Inmóvil y pálido) Ese… ¿Ese es el Elemento Lava? Se supone que es una aldea de Elementalistas de Agua, pero tú… tú eres un bicho raro, primero te destacas en el Elemento Fuego, ahora tienes de Kekkei Genkai al Elemento Lava, pensé alguien cómo tú no podría llegar a tener so, se ve que tu familia te favoreció bastante.

Ten: ¡Tsk! Nunca creí que podrías ser tan poeroso, prepárate porque mi próximo ataque será el último, utilizaré todo mi Chakra en esto. ¡¡¡ELEMENTO AGUA: JUTSU MISIL DRAGÓN DE AGUA!!!

Nenshō: ¿Estás seguro de poder vencerme? Elemento Agua: Jutsu Misil Dragón de Agua.

Nenshō hizo el mismo Jutsu que Ten y con la misma fuerza, por lo cual ambos ataques chocaron sobre las cabezas de sus ejecutores. La fuerza de los ataques se vio aumentada por la torrencial lluvia que caía en Kirigakure, y los Dragones de agua crecieron muchos metros, hasta que Nenshō aumentó el chakra en su ataque de manera exponencial, rápidamente su dragón aplastó de manera exponencial al de su enemigo, Ten.

Ten: (Cae de rodillas y observa anonadado cómo su dragón es vencido) No puede ser… Utilicé todo mi Chakra en ese ataque, se supone que no podría ser vencido.

Nenshō: Pues créelo Ten, tu Jutsu era fuerte, pero no pudo vencer al mío. (Mira hacia donde se encontraba el último de los Amigos de Dan en condiciones de Pelear) Ahora tú, eres el último. (Le lanza un Kunai Explosivo, el cual se clava y explota al lado de él). Ahora (Mira hacia Dan) Acabemos con esto de una vez.

Dan: (Deja a Reru en el piso) Está bien Nenshō Hoshi, prepárate, no perderé tan fácil cómo Reru o Ten. (Se truena los dedos) Esto será interesante, no te creas que por tener un Kekkei Genkai cómo ese me podrás derrotar rápidamente.

Nenshō: (Se cruza de brazos) Comienza tú primero Dan.

Dan: (Ríe) Maldito… me subestimas. (Salta hacia su derecha y le lanza dos Sellos Explosivos a Nenshō)

Nenshō: Buen ataque, pero no será suficiente Dan. (Salta hacia el mismo lugar que Dan y toma un Kunai en su mano, cosa que Dan imita)

Nenshō y Dan entablaron una batalla bastante ruidosa y destructiva, cosa que llamó la atención de los vecinos que salieron a ver lo que pasaba sorprendidos. Entre todos ellos, se encontraba el antiguo maestro de Nenshō, quién años atrás lo defendía normalmente de las burlas e insultos que recibía, y también, era quién le había enseñado a luchar y a lograr manipular técnicas poderosas en poco tiempo, por lo que se había convertido en un ser querido de Nenshō.

Maestro: (Para sus adentros) Imposible… Nenshō y… ¿Dan? Detrás de ellos están los padres de Nenshō malheridos, ¿Acaso es qué…? Sí, probablemente Dan le hiso algo a los padres de Nenshō y él entró en batalla con Dan.

Nenshō: (Golpea a Dan varias veces) Tu defensa es fuerte Dan pero si te logro cansar, la penetraré y será más fácil.

Dan: (Bloquea cada uno de los ataques de Nenshō y da un salto para alejarse de él) No creas que lo lograrás así por que sí.

Nenshō: Elemento Fuego: Jutsu Llamas del Fénix. Toma eso Dan.

Dan: (Esquiva todas las bolas de fuego) No caeré en algo así.

Nenshō: Ese no era el verdadero ataque Dan, cómo siempre, caes. Elemento Fuego: Jutsu Gran Bola de Fuego (La bola de fuego da contra el brazo derecho de Dan y lo quema parcialmente, dejándolo inutilizado)

Dan: (Gritando por el dolor que le causaba la quemadura) M..mi… mi brazo, quemaste mi brazo… (Cae de rodillas).

Nenshō: (Mientras camina acercándose al cuerpo de Dan) Ahora… tengo la oportunidad que siempre quise tener. Dan, ahora puedo hacer o que siempre quise hacer contigo. Maestro: (Sorprendido) ¿Acaso quiere asesinarlo? (Gritándole a Nenshō) Nenshō, déjalo, no lo asesines.

Nenshō: ¿Sensei? Cómo quieres que lo deje, con todo lo que él y sus amigos me han hecho. Me han insultado, golpeado y han llamado monstruo varias veces, ¿Cómo podría dejar pasar una oportunidad así?

Maestro: (Intentando convencerlo) Recapacita Nenshō, si lo matas, dejarás de ser la persona que eres, te convertirás en algo parecido a ellos, no, mejor dicho serás peor que ellos.

Nenshō: Lo siento Sensei, no puedo hacerlo, tu punto de vista tal vez sea el verdadero, pero, esa idea no se parece en lo más mínimo a mis deseos, lo lamento.

Maestro: (Gritando y corriendo hacia Dan) ¡PARA, NO LO HAGAS!

Nenshō: ¡¡ELEMENTO LAVA: JUTSU APARICIÓN DE FUSIÓN!! ¡Muere Dan!

La lava se acercaba rápido a Dan, pero el Maestro de Nenshō corrió rápidamente y logró interponerse entre Dan y el cuerpo de lava que caía sobre ellos.

Nenshō: ¡SENSEI, NO!

Maestro: (Mientras la lava cae sobre partes de su cuerpo) Después de todo soy tu maestro, mi deber es enseñarte, ya sean lecciones, técnicas u otras cosas que te servirán en la vida Joven Aprendiz, en este caso, creo que te he enseñado algo.

Nenshō: (Caen lágrimas desde sus ojos) No, Sensei, esto no debía pasar. (Intenta romper parte de la lava endurecida alrededor del cuerpo de su Maestro) No, no, no, no ¡SENSEI!

Maestro: (A punto de morir) No llores pequeño Nenshō, esto si debió suceder, es necesario que aprendas que tus sentimientos no siempre serán buenos, no te dejes guiar directamente por ellos, adiós Nenshō, nos veremos en lo que sea que haya en el otro lado.

Dicho esto, el Maestro de Nenshō cerró los ojos lentamente y dejó caer su cabeza, y su rostro se vio mojado por la torrencial lluvia que caía, más lejos, Ten, Reru, otros tres amigos de Dan estaban inconscientes, el Padre de Nenshō había muerto hacía unos minutos y su madre se encontraba inconsciente también. Nenshō estaba bastante herido y le costaba moverse, Dan lo miraba e intercalaba con el horizonte, desconsolado, sintiendo cada una de las gotas de lluvia caer sobre él.

Dan: Tú… mataste a… eres un Monstruo… cómo puedes hacer esto…

Nenshō: (Se acerca a Dan y le da un golpe en la nuca, dejándolo inconsciente) Lo sé, créeme lo sé

IdaEditar

Luego de este suceso, Nenshō se dirigió donde las únicas personas en las que confiaban se encontraban, sus amigos y compañeros de equipo Jōnin. Al llegar, tocó la puerta y cuando le abrieron, se desplomó al instante frente a sus caras, en esa misma casa, lo curaron y lo mantuvieron por algunas horas hasta que despertó y les explicó la situación. Pronto entendieron que debían escapar de Kirigakure, ya que un evento de estas circunstancias no sería tolerado o soportado por las autoridades.

Aún llovía y Nenshō recogía rápidamente sus cosas, procurando no olvidarse nada, su amigo y compañero Rao, le ayudaba mientras Yoko, su otra compañera y amiga vigilaba la puerta. Buscaron y guardaron las cosas más importantes de todo el lugar, además de algunos objetos que tenían un gran valor sentimental.

Antes de salir de Kirigakure, Nenshō, Rao y Yoko se detuvieron para admirar la ciudad envuelta en una lluvia que empezaba a disminuir poco a poco. Antes de partir, Nenshō pronunció unas últimas palabras antes de irse.

Nenshō: Viste nacer a la Estrella de Fuego Kirigakure, y ruega, para no tener que volver a verla.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar