FANDOM


Muerte en el camino: El regreso de la siniestra entidad
Karakuri

(道路上の死:不吉なエンティティのリターン, Dōro-jō no shi: Fukitsuna entiti no ritān)

Información
Anterior Facultades Ocultas: Almas en Pena
Siguiente Rosenkriege
Saga Mateus Gaiden:La Ascensión
Personajes
Mateus Kido
Suzaki Takeda
Satariel Yami
Letz Batalion
Objetos
Tinta Venenosa
Kunai
Shuriken
Artilleria de Guerra
Muerte en el camino: El regreso de la siniestra entidad ( 道路上の死:不吉なエンティティのリターン, Dōro-jō no shi: Fukitsuna entiti no ritān) Es el septimo capitulo de la saga Mateus Gaiden:La Ascensión, así como la continuación directa de Facultades Ocultas: Almas en Pena.

Introducción Editar

Cae la noche y una vez más la cosa sale a la calle y se esconde entre las sombras, la cosa camina en la soledad, es una realidad que estremece de horror a toda el Pais del Fuego ¿Qué es esa cosa? ¿Qué clase de sadismo posee, para dejar en esas horribles e indescriptibles condiciones a sus víctimas y dejar un pergamino junto a él o a ella como si quien terminara una obra de arte estampa su trágica firma? ¿Es acaso un monstruo, un ser de otra dimensión?

¿Por que no puedes buscar en mis mundos propios, ver el secreto de mi sonrisa, y analizar la insignificancia de tus llantos? Porque ambos tú y yo sabemos que ocurren fenómenos extraños en este lugar.Mis Amigos con sus motosierras salen como los cazadores que son en busca de su presa, bajo la noche, bajo la lluvia, la soledad…

Esta cosa actúa tan diabólicamente que a pesar de haber cometido 12 crímenes en tan solo tres semanas no gestiona ni la más mínima pista de su identidad.

Solo mis ojos llegas a imaginarte porque sabes que te observan ahora mismo en la inmensidad de la nada, donde tú no puedes ver cuando te das vuelta y me buscas…Tan solo mira a mis amigos, ellos están sentados solo en esas sillas a altas horas de la madrugada, soltando sus globos y enviándolos a la muerte, a ver si descubres mi procedencia…

El pavor se ha clavado como una zarpa en el corazón de la ciudad, ya es de noche y es domingo su día favorito para atacar, cuando más víctimas de él se han encontrado porque algunas simplemente desaparecen ¿Saldrá esa fiera insaciable, hoy de su nido? ¿Qué clase de esperanza le queda al desafortunado, que el azar convierta en su próxima victima?

Me tendrás lo suficientemente cerca para que te veas a ti mismo en mis ojos, Para que mires al espíritu de venganza que te persigue, contemples la locura de mi ser y sepas…Que lo rojo de mi cara no es pintura, que lo blanco en mi piel no es maquillaje, porque hace tiempos atrás me quemo el peor de todos los fuegos y me hundí en las aguas negras del pensamiento más bestial, tan solo para que ese eterno sufrimiento deje de atormentarme.

¿Porque me temes ahora?, si tú con tu mente me creaste…A partir de tus llantos me alimentaste…Y con tus miedos me diste vida…Corres, huyes de mí y tropiezas intentas levantarte y lo consigues…Pero sabes que soy más rápido que tú y que ese error te costara caro porque jeje… bueno, Para mi así, ¡Es Aun Mas Divertido!

Tan solo calla porque él puede escucharte y no mires atrás porque él puede verte, está desapareciendo el tiempo y ves la noche más larga, ya ha llegado el fin, la cosa despertó, la cosa ya está aquí…

Accion y Reaccion Editar

Después de haber pasado meses entrenando con Lautaro, y después de pasar aún más meses recuperándonos de las heridas de aquella batalla contra él, Suzaki , Satariel y yo emprendimos nuestro viaje de entrenamiento, buscando la forma de hacer que lográramos combinar las habilidades que obtuvimos con Lautaro con nuestras habilidades naturales como descendiente de Bersekers y el Kaku que Satariel nos Enseño...

Estábamos de camino hacia el Castillo de Satariel Yami, era un frondoso bosque, desde el cual, a lo lejos, podía verse un gran Castillo...era un territorio conocido como “Bosque Negro pero de pronto Satariel se detiene un momento en medio de aquél bosque...Suzaki: ¿Pasa algo...?

Satariel esbozo una siniestra sonrisa.

Satariel: Tal parece,no somos los únicas que estamos aquí ja…jajaja.

Mateus: ¿A qué se refiere con eso Satariel ?

Satariel: Hay una aldea a algunos kilómetros de mis territorios llamada Soragakure, ellos nunca fueron un problema, pero uno de sus clanes el clan Kurama se ha ido expandiendo indiscriminadamente en los últimos años veo que han llegado aquí.

Mateus: ¿ Y qué debemos hacer nosotros al respecto?

Satariel empezó a reír de tal manera como si se estuviera haciendo caso omiso, a su pregunta.

Mateus: Respóndame Satariel.

Satariel: (Riendo) Acabar con cada uno de ellos, apropiarse de sus almas.

Suzaki, Satariel y yo utilizamos el Soru para caminaron hasta llegar a aquél pequeño pueblo, más bien ciudad, esa comunidad estaba completamente repleta de edificios por todos lados y habítado por todo tipo de personas.

Satariel: Estamos aquí para liberar su verdadero potencial, como bersekers...no importa si usan o no las habilidades que les enseño Lautaro...demuéstrenme que son mis dignos sucesores. Porque ya lo has visto con sus propios ojos, y experimentado con su propio cuerpo ¿no es así Mateus y Suzaki?

Suzaki: ¿De que esta hablando Satariel?

Satariel: De la guerra, tan solo mira todo lo que has tenido que pasar por esa colosal batalla, lo que te costó recuperarte, todo lo que sufriste y aun así sé que no lo cambiarías por nada, porque te fascina, sabes tan bien como yo que solo fueron 4 personas y sus poderes y emociones fueron lo suficientemente poderosas para hacer estallar todo el lugar, tan solo imagínate que en vez de 4 hubiéramos sido cuarenta mil, que algunos daños fueron muertes, que el sufrimiento no solo fuera de ellos si no de todas las personas que mantienen vínculo alguno con ellas, Que fueras capas de teñir todo un mar de sangre, Ya no más cadenas que te digan lo que tienes que hacer o no, basta de callar esos pensamientos no son unos locos son artistas que dominan el Arte de la…

 Le devolvimos la mirada con una perturbadora expresión en nuestros rostros.

Mateus y Suzaki: De la guerra.

Mateus: Sin cadenas, libre al fin.

Satariel: Ya es hora Mateus, debes entrenar ser el próximo Dios de la Guerra y tu Suzaki debes ayudarlo ser su compañero en este largo viaje por eso considero mi deber entrenarlos, para que continúen con mi legado y que los ideales belicistas jamás mueran.

Suzaki: Así lo haremos Satariel Sama ¿Cierto Mateus?

Mateus: Cierto.

Satariel: Adelante, usen el Kaku y acábenlos, Soru, Geppou, Kamie, Shigan, Rankyaku que no olviden el nombre de esas técnicas ¡¡¡Que no olviden el poder de la guerra!!!

• • •

Ninja Desconocido: ¿Quiénes son ustedes? Deben identificarse si quieren entrar al pueblo.

Mateus: Cállate maldito idiota.

Tome un kunai y le cercena el cuello dejando un gran charco de sangre bajo sus pies.

Suzaki: Este es solo el principio, continuemos.

Pronto entramos a lo que parecía un almacén, haciéndonos pasar por clientes comunes apenas nos miraron comenzamos a empalar a cada iluso de ese maldito lugar, Todos estaban muertos, era hermoso, matar era hermoso… tiempo después un grupo de jonnin intento deternos.

Jonin 1: ¿Qué rayos están haciendo?

Jonnin 2: Váyanse de aquí no los queremos en este lugar.

Pero en eso tomamos sus cabezas y se las dimos vuelta con la fuerza de nuestros puños.

La gente huía lo más rápido que podía pero los alcanzábamos y apuñalábamos tras la espalda sin piedad, sin misericordia…

Suzaki: Jajaja… está muerto, ese ninja ya está muerto.

También matamos mujeres…pese a sus suplicas para que nos detengamos.

Mujer desconocida: No, por favor, tengo hijos, ellos necesitan a su madre.

Mateus: ¿Cómo acabo con ella?

Suzaki: Usa el shigan, vuélale la cabeza.

Mujer desconocido: Piensen en mis hijos, no sean desalmados, por favor se los suplico.

Mateus: Tranquila señora, también acabaremos con ellos. ¡Shigan!


Yo vole la cabeza de aquella mujer riéndome siniestramente mientras lo hacia.

Suzaki: ¿Y ahora que hacemos? Empiezo a aburrirme.

Mateus: Destruyamos completamente los edificios, hagámonos explotar, quemémoslo todo y matemos aún más gente.

Al final del día ya habíamos, acabado con la vida de demasiadas personas, nuestra masacre se había extendido toda una noche y ya en el alba la gente nos temía más que nunca… habían conocido el terror de primera mano.


• • •

Pesadillas del más allá Editar


~Luego de aquel suceso, Satariel se dispuso a llevarnos finalmente a su castillo, mientras caminábamos por un sendero bastante estrecho, hecho a propósito así para que sea difícil de diferenciar del resto del bosque, casi no nos decíamos nada entre nosotros..~


Suzaki: Esta oscureciendo Mateus…

Mateus: ¿Y qué quieres que haga? Yo tampoco sé dónde estamos.

Satariel: Cállense ustedes dos, ya casi llegamos.

Mateus: ¿Vamos hacia tu castillo, ahora no es así?

Satariel: ¿Cuánto saben acerca de esta área?

Suzaki: Pues nada, es la primera vez que estamos aquí.

Satariel: Cuando establecí mis territorios aquí, recuerdo haber escuchado una historia que decía que se pensaba que este lugar estaba bendito porque todo crecía muy rápido. Traían aquí a los peores criminales, asesinos y violadores de niños para ponerlos en un juicio ante Dios. Lo ataban en los árboles, y los estiraban para atormentarlos. Nunca los alimentaban o les daban agua así que morían por deshidratación.

Pronto una imagen mental de aquel terrible sufrimiento aparecio en mi mente...

Juicio ante Dios

Mateus: ¿Porque nos estas contando esto?

Satariel hizo caso omiso a su pregunta y siguió contando su historia…

Satariel: Nunca cortaban los cuerpos, solo quemaban el árbol con ellos aun allí vivos en eterna agonía, incluso sus mascotas a veces sufrían el mismo destino que ellos, dejaron de hacerlo cuando un niño desapareció… y finalmente volvió a aparecer en el área donde hacían los juicios. Había sido desmembrado y colgado.

Satariel, se queda quieto tocando un árbol sin hojas todo negro alto y oscuro como cubierto de cenizas, al parecer ese había sido en árbol donde encontraron a ese niño…

Suzaki: ¿Así que para esto estamos aquí? ¿Para mirar a los árboles y contar historias de terror tenebrosas?

Satariel: Vengan aquí.

Mateus: ¿Qué?

Satariel: Solo vengan aquí.

La forma en la que Satariel actuaba me estaba haciendo sentir inquieto, ¿Por qué nos estaba contando todo eso? ¿Estaría acaso vinculado con nuestra masacre en aquel pueblo hace unos días? Tiempo después...Ya habíamos llegado al Castillo de Satariel... y establecido en nuestros respectivos cuartos, luego de asearnos fuimos hacia la cúpula del castillo, donde una importante reunión se llevaba a cabo se encontraban todos sentados en torno a una mesa lo suficientemente larga para que los que estuviesen en una esquina no pudieran ver a los que estuviesen en la otra, entre los comensales se encontraban sus sobrinos Karl Yami y Edwin Yami así como demás miembros destacados de su ejército como Kirge Tsuki y Slayel Granz y Schrödinger, Satariel aparentemente estaba esperando la llegada de sus generales principales que se retrasaban en llegar y estaban con su hijo Najin hasta que la puerta finalmente se abrió.

Satariel: Amachi,Jinmu y Nikolay al fin llegaron ¿A qué se debe su tardanza ? ¿Consiguieron la información que les pedí?

Amachi: Mi señor, nuestras almas tardaron un poco más en manifestarse que otras veces porque los Caballeros de la Mano Celestial secuestraron nuestros cuerpos, hicimos un desastre al despertar pero me temo que solo hilos exteriores e intermedios, lo acompañaban y su líder sigue con vida.

Satariel: Su líder, ya veo, ¿Me podrían dar la descripción del líder de los Caballeros de la Mano Celestial?

Jinmu: Se trataba de una especie de marioneta viviente, un ser alto y delgado, de tez blanca muy pálida, aunque relucían venas y tendones en el, estaba vestido con un traje rojo, y tenía cubierto su rostro por una máscara pero cuando se la quitó pudimos ver que pese a tener rasgos muy poco definidos tenía una mirada perversa en la cara y sus dientes eran parecidos a los de un…

Satariel: Tiburón, es la inconfundible sonrisa de Karakuri lo hemos encontrado ¿Saben a dónde se dirigía?

Najin: Ninjas de Hebigakure lo custodiaban, al parecer lo estaban por llevar a su aldea.

Mateus: Esperen un momento ¿Quién es ese tal Karakuri y los Caballeros de la Mano Celestial y porque se dirigen a Hebigakure?

Suzaki: Exacto Satariel, ¿Para qué nos trajiste a esta reunión si ni siquiera nos dijiste de que se trataba?

Satariel: Cierto olvidaba que ustedes lo conocen bajo el nombre de Dadeicos Aterces, realizaron varios sacrificios humanos con los cual construir un arma extremadamente poderosa, una marioneta capaz de utilizar varias líneas sucesorias integrando en su cuerpo partes de Shinobis muertos, esa marioneta maldita es la misma que…

Mateus: ¿La misma que servía a Lautaro? Pero...¿Qué clase de motivos tendría para servirle?

JInmu: Su ADN le daría dominio natural de los cinco elementos, poder descomunal y gran habilidad estratega en combate ustedes vieron su poder de primera mano, su Elemento Tormenta, su Elemento Magnético, su Elemento Lava, el Poder de la Serpiente Blanca dentro suyo, el grosor de su piel, su Rinnegan, el Modo cazador, Anubis Modo Divino, el poder de su espíritu las llamas de su corazón, incluso pudo robar parte del chakra de su bestia con cola…

Slayel: A parte sabemos de buena fuente que también consiguió un gran porcentaje del ADN de Madara uchiha por lo que también obtuvo 100% de control sobre el fuego y talento innato para el Ninjutsu y el Genjutsu, podría utilizar el elemento madera o el elemento tormenta combinado con el ying y el yang, el modo sabio o recrear el poder de la estatua demoniaca del camino exterior es una total amenaza.

Kirge:  Y ADN Kido y Yami por lo que especulamos que también podría tener Intelecto descomunalmente superior, longevidad superior y una gran cantidad de Chakra. Como talento sobre el Taijutsu y composición física aumentada, agregando 50% más de fuerza, velocidad y resistencia al cuerpo.

Satariel: Como sabrán lo que sean que estén creando es algo monstruoso, intentan recrear el cuerpo de un Dios.

Karl: ¿Qué estamos esperando? Debemos ir a Hebigakure urgente y destruir todo el lugar no podemos permitir que una cosa o ser así siga existiendo y está completo porque será el fin de todos.

Edwar: Exacto, partamos ahora misma a Hebigakure, Schrödinger empaca nuestras armas.

Schrödinger: Cómo usted diga se…

Pero es interrumpido por Satariel…

Satariel: No tan rápido Schrödinger, pienso que lo mejor será que solo Mateus yo y Suzaki vallamos, Pronto tendré que irme y quiero decirles algo antes de que eso pase.

Slayel: Mi general ¿Está seguro de que desea ir solo? Podría pasarle algo…

Jinmu: Es cierto, los ninjas de Hebigakure eran miles yo los vi estaba allí.

Satariel: Si, si lo estoy, mi decisión es final espero que pronto volvamos a vernos mi querido Letz Batalion…

• • •

El inminente y desgraciado cierre del telon Editar


~Partimos esa misma noche a pesar de que una horrible tormenta se habia desatado, la negrura vacía se arremolinaba a nuestro alrededor. Murmurábamos entre nosotros, mientras continuábamos al trote con el viento en nuestra contra.

Algo se sentía un poco extraño, no se si serian por los grandes truenos que caigan y derribaban algún que otro arbol, o los relámpagos que a veces parecieran mostrar horrorosas figuras fantasmagóricas que en realidad no estaban allí...¿ Oh tal ves si?  Como sea... El crujido de las hojas parecía demasiado alto para dar cuenta de tan sola tres personas.

 Pronto sentimos como si algo se ocultara más allá de nuestra línea de visión..~



Mateus: ¿Quién está ahí?

El ruido empezó a hacerse cada vez más fuerte mientras las tensión entre nosotros aumentaba.

Satariel: Vamos Karakuri, no me digas que vas a empezar a jugar ahora.

Luego Suzaki vio un par de cuervos, por lo que asumió que estos eran los causantes del ruido.

Susaki: Malditos cuervos, acabare con ustedes.

Suzaki sacó un arma de su chaqueta y asesino a los cuervos.

Satariel: Basta de distracciones, continuemos.

Después de haber visto lo que era en realidad, continuamos nuestro paseo de medianoche. La lluvia chocaba contra nuestras espaldas fuertemente, estábamos empapados, En ese mismo momento sin saber yo porque, me detuve lentamente. Mi visión empezó a tornarse borrosa, y un fuerte ruido fue creciendo dentro de mi cabeza. Creía yo que lo que oía no era más que un producto de mi imaginación, ahora demente, ya que el bosque, ignorando el ruido de la lluvia, estaba completamente en silencio, sin embargo a mi pesar no era así...

Satariel: Mateus ¿Qué te sucede?

Pero yo no contestaba caí de rodillas y pronto me sentí solo en el medio del bosque, mientras me sujetaba y oprimía fuertemente la frente con ambas manos tratando de calmar el repentino ataque de migraña que en mi había surgido, finalmente gire mi vista en la dirección donde se encontraban una difusa imagen de mis acompañantes, exclamando…

Mateus: ¡Mi cabeza!… Aún me sigue ardiendo demasiado ¡Mi Cabeza! esa bestia está ahí...devorándome por dentro.

Satariel: El Yamata No Orochi no es un de las bestias con cola más amistosas por así decirlo, pero es normal lo que te está haciendo sabes que no eres Lautaro.

 Yo me sostenía la cabeza con aun mas fuerzas, estaba desequilibrado, el agua, la fría agua me paralizaba,mientras yo era incapaz de contenerme.

Mateus: No lo soporto más… ¡El me dominara!

Suzaki: Concéntrate Mateus, no debes perder el control.

El ruido y la lluvia que me ahogaba poco a poco comenzó a inquietarme mas, era mas que una simple molestia, era escuecio, en este mundo tan necio. Desde mi dolor, caí a un árbol. Cuando mis ojos se reajustaron a la oscuridad una vez más, la visión borrosa desapareció y vi un objeto de color blanco ovalado, como flotando por encima de mi con detalles azules y violáceos, un ojo de color rojo enegrecido, intenso como la sangre y lo que parecía ser cabello oscuro, medio corto, que caía sobre el costado izquierdo de ese objeto...mi mirada se centró rápidamente en el, pero lo que había estado en frente mio hace algunos segundos, había desaparecido...

Mateus: Tú no eres el Yamata No Orochi ¿Qué eres?

Comencé a reírme, mi mente estaba en otra parta ya lejos de allí. 

Llegue a la conclusión de que algo tenía que estar al acecho en la oscuridad, que me seguía desde lejos y a la vez estaba dentro de mí.

Mateus: Eso es todo, he terminado de jugar ¿Por qué no me destruyes ahora supuesto Dios de la Guerra?

Grite desde la parte superior de mi pulmones con la esperanza de algún tipo de respuesta... Cuando empece a caminar de nuevo, sentí un leve hormigueo en el cuello, ya no era mi cuello y si esa siniestra entidad seguía manifestándose de tal forma, ya no seria mi cuerpo.

Satariel: No dejes que te controle Mateus, trata de convertirte en uno de los suyos.

Mateus: ¡Sal maldita marioneta! ¡Sal de mi cuerpo! No te ocultes ahora.

No lo soportaba más, Tome un kunai y comenze a autoflagelar mi cabeza repetidas veces mientras la sangre, la lluvia y mis lagrimas se unían y se volvían una sustancia sola similar a mi Tinta Venenosa…

Suzaki: Mateus ¡No! ¿Qué haces?

Seguí apuñalándose hasta que finalmente di con una esquirla que al parecer había permanecido clavada en mi desde que la marioneta exploto por primera vez y la arroje hacia el árbol donde antes había caído…

Mateus: ¿Ya ha terminado todo?

Pero en eso una voz salió del árbol donde se clavó la esquirla…

  ¡Aun no, solo es el principio !  

A aquel árbol un rayo le cayo y la sustancia que mi cuerpo había expulsado se unió a el,  pronto se le empezaron a marchitar las hojas y a quemarse cuando caían al suelo, su color se tornó totalmente oscuro y de una apariencia exacta al árbol del bosque negro donde encontraron al niño desmembrado…Pronto una membrana parecida a una raíz y a la vez a un tentáculo salió de aquel alto árbol y sobresaliendo de la parte izquierda de mi visión, me apuñalo.




Satariel: Jajaja, creía que solo eran leyendas, pero algo me decías que eras real y al final eras tú, tu Karakuri te formaste de todas esas almas en pena que nunca pudieron descansar en paz colgadas en el bosque y planeas tomar venganza.

Luego de apuñalarme ya al hacer contacto directo conmigo, el árbol, que parecía ser una manifestación temprana de aquella maldita marioneta, se desvaneció en la oscuridad, en cuestión de mili segundos.




Mateus: ¡No puedo curar, las heridas que él me haga ! Todo intento de hacerlo es inútil.

No sabiendo qué hacer, mire rápidamente hacia mi derecha y apuñale en el negro de la noche. Mire hacia el bosque, y no vi lo que estaba esperado, un fuerte viento despeino mis cabellos y lo que se puso delante de mí era similar de cierta manera a un hombre, pero no... a eso no podía llamarsele hombre, era un rostro pálido, blanco como la luna, de ojos oscuros y rojizos, que ya había imaginado en mi mente tiempo atrás, luego de establecer contacto por primera vez con semejante criatura en aquella otra ocasión...pero ahora era distinto, había cambiado y se había transformando en un ser completamente tenebroso, no sabría como explicarlo, pero parte de él estaba en mi mente era más fuerte que un Genjutsu, era su demonio de la perversidad  manifestándose dentro de mi, el temor y el pavor que en mi provoco era absoluto, sentía que esa sonrisa dibujada en su rostro semicarnoso pronto me hablaría.

 Ya lo he logrado, estas delante mio nuevamente, tan solo mirame ¡Mirame! 

Tras pronunciar aquellas palabras, ese ser extendió uno de sus largos y huesudos dedos y me toco la frente provocándome una sensación de ardor indescriptible que me instaba a abrir mis ojos, pero yo no quería mirar no podía, no debía hacerlo, sabia lo que sucedería, me vería en sus ojos, finamente logro que recheze mis propios impulsos, el propio control de mi persona y mis ojos se abrieron con el Kagamido activado, obligándome a gritar desde lo mas profundo de mis entrañas en vano, por un terror que nada podría calmar.


Mateus: ¡¡¡Ahhhhhhh!!! 

¡¡¡Amo el sufrimiento ajeno, es tan divertido!!!

Karakuri extendió hacia arriba su mano y provoca una fuerte ola de viento con un aura negreció en mi empujándome hacia atrás.

Satariel: Ese enorme poder lo conozco de algún sitio, debo hacer algo, pero porque no puedo moverme las extremidades de mi cuerpo están paralizadas, ayúdame Suzaki… ¿Suzaki?

Suzaki: Madre, no por favor no te mueras.



Mateus: ¿Qué se supones que has hecho maldito infeliz? Me las pagaras.

Lanze una descarga de energía desde mis ojos fortificada por mi dojutsu.

Karakuri:  Jah, ¿Escondite tu técnica lamentaciones dentro de esa otra técnica verdad? 

Siempres quieres hacer esto mas dificil muchacho.

Empece a sostenerme el brazo este había empezado a dolerme,yo no contestaba, estaba atónito al ver como una de mis más poderosas técnicas había fallado contra ese ser.

Karakuri: Yo sé todo lo que piensas, nuestras mentes están conectados por algo demasiado fuerte que tu jamás lograrías comprender, al menos en su totalidad, ahh, por cierto el poder que utilizaste en esa técnica se te devolveré en unos quizá 3,2,… Ahora,  ¡¡¡Sufre !!! 

Mi brazo exploto en simultaneas hemorragias internas y había perdido la movilidad de este.

Mateus: ¡¡¡Ahhhhhhh!!! ...Maldita sea deja de hacer esto. ¿Porque Suzaki dijo eso de su Madre ?

Karakuri: Simple, porque está viendo cuando yo la mate, infinitas veces hasta que comprenda que ese mismo destino se repetirá infinitas veces en su vida con todos sus seres queridos, porque matare a cada uno de ellos, cuando me aburra,esta viendo un poco como es el infierno Jajajaja.




Mateus: ¡Creo que me muero!.

Karakuri: Todavía falta para eso Mateus, aun no has experimentado el terror en su estado puro, tan solo estas sintiendo por primera vez los atisbos de los espíritus sedientos de venganza dentro mío.

Con sangre brotando de mis poros exclame...

Mateus: Estoy… estoy destruido por dentro, las heridas…, las heridas que me dejaron esas esquirlas en mi han vuelto.

Karakuri: Porque esa madera no era común, era un árbol sagrado y místico atrapado en otra dimensión al que solo se puede acceder bajo condiciones que son muy raras que se den, aparte esta combinada con carne y sangre de los primeros bersekers caídos en guerra a mano de los mugrosos inmortales, y miles de Dybbuk que rondaban por las zonas más horrorosas y recónditas del planeta donde nadie que haya accedido ha logrado volver.


Mateus: Ven acercate, quiero decirte algo.

Pensé que tal vez fueron mis suplicas desesperadas,la manera en que lo dije, porque aun no elegía un medio para justificar mi fin, la forma en la que se lo suplique y porque le satisfacía mi derrota y la sangre que salió de mi boca cuando se lo dije,y porque quizá la acción de decirle eso estaba unida a todos los echos que para el son, fueron o serán, y que para el tenga tanta importancia atender mi llamado por  alguna o quizá ninguna de todas esas acciones citadas anteriormente el decidió acercarse lentamente mientras me preguntaba.

Karakuri: ¿Qué sucede?

Materialize instantáneamente un arco y una flecha y sujetando en un movimiento desesperado con mi boca le aseste un certero golpe que pronto se convertirían en más de 12.000 millones de flechas de energía.

Karakuri : ¡Oh, Bastardo! ¡Maldito y asqueroso bastardo!

Cada una de mis flechas en movimiento fueron inútiles, ya que la marioneta se movía hacia todos los lados, casi como si estuviera teletransportandose de un lugar a otro para evitar los ataques.




Mateus: Desaparece todo lo que quieras, es imposible que al menos una de esas flechas no acabe con tu vida.

El se materializo detrás de mi.

Karakuri: ¿Quien dijo que desaparecí?

Desenfunde mi espada sakegahari y sin nada mas que perder le dije...

Mateus: Acabare contigo de una vez por todas.

Karakuri: A tu izquierda, Mateus.

Gire mi vista hacia la izquierda y esquirlas de manera inesperada salieron disparadas desde allí. Yo bloquee las esquirlas con mi espada.

Karakuri: A tu derecha Mateus.

Mateus: Estoy aquí inmundicia de ser.

Karakuri: Ya es hora de acabar con esto para siempre, Elemento Tormenta: Sentencia Final de...

Pero en eso Satariel aparece y usa su Elemento Oscuridad: Juicio para arrojarlo violentamente hacia atrás.

Karakuri: Desgraciado, me las pagaras.

Karakuri activo el Modo Dios Cazador y el Anubis: Modo Demoníaco.




Mateus: No puede ser las habilidades de Lautaro...

Donde otras querían fama, riqueza incluso libertad, Satariel peleo desde joven para crear la más inmensa de todas las guerras, el con los ojos rojos brillantes como el fuego del infierno por el Kagamido corriendo, mientra sostenía una bayoneta en cada mano empezó a pronunciar su recato.




Satariel: Vive Mateus, toda tu vida sin arrepentirte, pelea y vive por tus sueños y arrastra todo el que te siga a que te ayuden a vivirlos. ¡Elemento Oscuridad: Abadon!

Un par de alas negras se extendieron sobre su regazo.

Mateus: Satariel, déjalo podemos vencerlo en otra ocasión. ¡¡¡Larguémonos de aquí!!!

Satariel: Un hombre muy sabio una vez me dijo, que los pasos hacia atrás solo los dan los cobardes.

Mateus: (Sorprendido) Esas palabras son las mismas que una vez me dijo mi padre.

Karakuri: Ahora sí que me las pagaran ¡Elemento Tormenta: Sentencia final de los Relámpagos!

Satariel estaba siendo atravesado por múltiples espadas, cañonazos, balas, y flechas de energía pero aun así continuando corriendo en dirección a Kurakari. Siendo herido por los repetidos ataques y con sangre en la boca pero aun acercándose a asestarle un golpe final continuaba hablando.

Satariel: Y cuando todo haya terminado, cuéntalo, cuenta como vivió tu general el wrait, cuenta la ultima carga de Satariel Yami.

Karakuri: Solo alargas tu muerte innecesariamente te provocas más dolor, ya sabes que no me derrotaras,no otras vez.

Mateus: ¿Cómo es eso de que otra vez? ¿ Acaso será que él es...?




Satariel: Un hombre que inflige sufrimiento no puede descansar. Pero hoy puedo cerrar los ojos ante esta pesadilla y acostarme sabiendo que siempre volveré a despertar.¡ Elemento Espíritu: Ángel Salvador!

Viendo las técnicas que su adversario estaba activando, para contrarrestar ese poder Karakuru multiplico la cantidad de armas que se dirigían a Satariel.

Karakuri: Ríndete, yo soy Merrick, Hijo de Ares el primer Bersekers en existir, el poder que estas liberando solo hará que recupere finalmente mi verdadero cuerpo.

Mateus: No puede ser tu eres Merrick, el líder de los Dadeicos Aterces, Caballeros de la Mano Celestial o como mierda se llamen no puede ser posible.




Satariel: Lucha hasta la muerte para convertirte en la leyenda de la guerra, porque ya eres un dios dentro de ti hay oscuridad, muerte, odio, rencor, destrucción aparte de guerra tu eres el Dios Oscuro.

Finalmente Satariel fue atravesado por la mano del mismo Merrick y luego de sacarla de su cuerpo el permaneció parado con sus ultimas fuerzas.

Merrick: Te mataría Mateus, pero vivir ahora es la peor de todas las condenas que podrías recibir.

Merrick se desvanece en un halo de luz brillante dejando al inconsciente Suzaki, a Mateus y al agonizante Satariel en la soledad,yo con lagrimas en mis ojos abrazaba a Satariel ya que este se negaba a caer el suelo.

Mateus: Hasta siempre Dios de la Guerra, tu legado siempre permanecerá.




Satariel:  (agonizando con dificultad para hablar) Si voy a...crear un infierno...que sea con él...Dios Oscuro.

76 heridas de espada, 512 balazos, 64 cañonazos, una batalla contra toda las leyendas y Satariel murió en pie, porque los árboles mueren de pie y sus semillas no se terminaran nunca. Nuevos jardines negros siempre crecerán.

• • •

Epilogo
 -Los herederos de la guerra -
Editar


"Ambos cruzaron sus tenues miradas y fantasmas del pasado resurgieron, como la niebla en las noches de invierno de los países bajos, Eran los mismos; más viejos y menos necios pero con la misma inextinguible llama de odio ardiente que habia cubierto sus cuerpos hacia tantos años... Sus almas jamás dejaron de verse, recordaron cuando en aquellos campos sagrados a travez de sus batallas se perdieron del mundo, solo la existencia que importa, solo el odio, solo la muerte y la guerra "



Aunque Satariel había partido, nosotros seguimos cumpliendo su voluntad. Scrondiger el mensajero personal de Satariel aparte de Sargento del ejercito,mando una nota a su ejercito y a sus alumnos ,que el Dios de la Guerra había vuelto una vez mas, pero murió a manos de las leyendas y Akatsuki Afterlife y que Amachi fue sellado por Yorumaru Kurayami. A los que más le chocó la noticia fue a su hijo Najin y sus primos Edwin y Karl planeaban vengarze de Cero y estaban decididos a vengarse de Akatsuki Afterlife de la manera que sea necesaria, como también Jinmu, Slayel y Kirge de a poco reunían un ejercito que traicionarían las filas de AA, en cuanto a Amachi quien mas sufrió su pérdida fue su alumno el Doctor Mengele quien quedo devastado sabiendo que ahora tendría la responsabilidad de hacerse cargo de la investigación científica de su mentor.

Viajamos a más allá de las fronteras del País del Mar, al oeste de un mar llamado Bohai perteneciente a un lugar llamado el Archipiélago de los 4 dioses, cerca de un valle sub acuático flotaban cinco grandes montes encantados que representaban las 5 grandes naciones shinobi pese de existir mucho antes que estas, eran extremadamente altos y se rumoreaba que se aproximaban a la estratosfera, entre ellos había una distancia de 20.037 Km aproximadamente aparte de estar rodeados de 15 islas tortugas. Según el mito avistandolos desde las lejanías se podían ver palacios, salones majestuosos forjados de oro, con columnas esculpidas con jade y allí se decía habitaban genios y sabios en la antigüedad que dominaban el elemento tormenta a tal punto que podían transportarse mediante nubes y crecían arboles que daban de fruta, perlas grandes como moras y durazneros de la inmortalidad.

Donde erigieron su tumba, había dos grandes estatuas separadas por un rió con cadenas montañosas a sus alrededores, era muy similar al valle del fin solo que al parecer representaba una lucha entre la guerra y la muerte, no me atreví a preguntar quienes eran los representados, estaba muy deprimido por ese entonces. Solo alcance a escuchar que ese lugar entre los montes se llamaba los pilares de los dos dioses y vi que en una de sus cabezas estaba la tumba de Satariel mientras que en otra la de Lautaro Garcia.

Ahi fue cuando entendí todo ellos eran las únicas personas que me habían dado el poder que tanto había ansiado, y ahora debía ansiar la violencia y la guerra como características infaltables en la vida que me habia tocado, guste de causar caos y anarquía entre las masas, respire nada más que la felicidad cada vez que vi o hice algo terrible, y no tuve miedo de hacer el mal cualquier oportunidad que tenga. Fui un megalómano completo. Un nihilista. No me intereso el dinero a menos que sea para financiar mi verdadero propósito la violencia y la guerra.

Su ejercito recordó a su antiguo general supremo, como también a su antiguo científico del ejército,se quedaron en ese lugar solos, Haciendo un pacto de sangre entre todos, pidiendo venganza a Jashin por lo que había sucedido.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar